Estamos

Desde 1891 hemos tenido el privilegio de cultivar las mejores avellanas del mundo exclusivamente en la zona de las Langhe piamontesas, en la zona de Alta Langa de la CRU para obtener las mejores avellanas. Durante cinco generaciones nuestra familia, con pasión inalterada, ha transmitido las técnicas y el conocimiento del cultivo sostenible de la avellana de padres a hijos.
La búsqueda de la excelencia en el cultivo de la avellana “Tonda Gentile delle Langhe”, que caracteriza toda la línea de productos Tastëlanghe, comienza con la identificación de los mejores suelos de las Langhe, en la zona de Alta Langa.
Elegidos y probados cuidadosamente a lo largo de los años, se han transmitido hasta el día de hoy.