Nuestra Misión

La Nostra Missione

Desde 1891 hemos tenido el privilegio de cultivar las mejores avellanas del mundo exclusivamente en la zona de las Langhe piamontesas, en la zona de Alta Langa de la CRU para obtener las mejores avellanas. Durante cinco generaciones nuestra familia, con pasión inalterada, ha transmitido las técnicas y el conocimiento del cultivo sostenible de la avellana de padres a hijos.

Desde 1891, tenemos el privilegio de cultivar la mejor avellana del mundo, exclusivamente en el territorio de las Langhe piamontesas, en la zona de Alta Langa de CRU para la más preciada de las avellanas. Durante cinco generaciones, nuestra familia, con pasión inalterada, ha transmitido de padres a hijos las técnicas y el conocimiento del cultivo sostenible de la avellana.